DESVENTAJAS PARA UN CONSIGNADOR EN LAS VENTAS EN CONSIGNACIÓN

VENTAS EN CONSIGNACIÓN

El modelo de ventas en consignación, es un modelo en donde establece un proceso de relacionamiento entre dos partes, el cual se concreta mediante la elaboración de un acuerdo o contrato, que busca además la venta de determinados productos mediante un proceso de intermediación.  Las dos partes que ponen de manifiesto la negociación son denominadas, el consignador, que es quien dispone de las mercancías que serán objeto de la comercialización y el consignatario o intermediario, que se encargará de vender los productos.

En general, siempre se ha definido al intermediario como el implicado directamente en el proceso de venta, en donde este solo debe ocuparse de generar las estrategias para que los productos tengan incidencia en el mercado a nivel de su comercialización, por otro lado, para el consignador existen muchos mas riesgos, ya que este traspasa la posesión de sus bienes al consignatario, el cual se ocupa de estos hasta el momento de la venta.

En base a esto, se puede entender que para un consignador pueden haber muchas mas desventajas que ventajas, ya que es el quien asume los riesgos a través de sus mercancías.  Vamos entonces a explorar en breve, cuales son esas desventajas sobre las que hay que tener especial cuidado, en caso de implicarse en este modelo de negocio.

Desventajas

La informalidad de los acuerdos

Vale la pena aclarar que cuando hablamos de su informalidad, hablamos de las cargas, responsabilidades y obligaciones que tiene cada una de las partes, y es que efectivamente, las pequeñas empresas son mucho mas vulnerables en este tipo de acuerdos.  Efectivamente, se pueden estipular en este contrato plazos de pago, lo que no es garantía cien por ciento de cumplimiento de parte del intermediario.

Incremento de riesgo para pequeños productos

Los pequeños productores, como pueden ser alguien que se dedique a la fabricación de artesanías, pone en juego, no solo sus productos manufacturados, también el capital invertido para su fabricación, el tiempo y la dedicación, así como todo lo relacionado con la logística.  En este sentido hay una seria desventaja, especialmente si comparamos esto con grandes empresas que tienen un mayor flujo de efectivo.

El cuidado de los productos

Recordemos que bajo esta modalidad de comercio, se traspasa la posesión de las mercancías al intermediario, esto no necesariamente implica que este proteja la mercancía como tal, es de suponer que esa sería una de sus obligaciones, sin embargo pueden darse los casos en que la mercancía sea reembolsada y esta no este en condiciones optimas, con lo cual el problema pasa a manos del consignador.

La negociación de los precios

La negociación de precios no es una desventaja exclusiva de este modelo de negocio, en general es una etapa que debe sortear tanto el vendedor como el proveedor, sin embargo, para pequeñas manufacturas esto puede considerarse una seria desventaja, especialmente porque el intermediario puede, vender los productos a un precio mucho mas alto.

Pese a estos pormenores, hay que tener en cuenta que el que un negocio de este tipo tenga ventajas o desventajas, esta supeditado a la elaboración del acuerdo y a los arreglos a los que lleguen ambas partes, por eso siempre se debe buscar el menos esquema de negocio que pueda rendir beneficios a las dos partes.

Artículos sugeridos:

2018-10-08T16:38:13+00:00